7-motivos-por-los-que-debes-franquiciar-tu-negocio

7 Motivos por los que debes franquiciar tu negocio

Si estás pensando un franquiciar tu negocio, aquí encontrarás las principales razones por las que los empresarios han optado por el sistema de franquicia como fórmula de crecimiento empresarial.

1.- Toda empresa tiene obligación de crecer.  

El dinamismo de la economía actual exige a todas las empresas un esfuerzo permanente por avanzar y crecer. Las empresas que no crecen, se estancan y terminan cerrando por falta de competitividad o innovación. Franquiciar una empresa conlleva un crecimiento asociado importante como empresa y requiere crear una estructura empresarial enfocada a la innovación y mejora de procesos y valores competitivos. Dentro de las alternativas existentes para el crecimiento empresarial, franquiciar una empresa resulta probablemente la de mayor atractivo para un empresario.

2.- Aprovechar el éxito del momento: identificar los ciclos.

En todos los sectores y negocios, hay ciclos que los empresarios deben saber identificar y aprovechar. Cuando una empresa se encuentra en un momento “bueno”, debe aprovecharlo para obtener la mayor ventaja del momento. Siempre existe la opción de crecer con medios y capital  propios, si bien, en la mayoría de las ocasiones, los recursos disponibles de las empresas son limitados y el riesgo de una posible descapitalización frena a la mayoría de los empresarios a acometer inversiones en el propio crecimiento de la empresa. Franquiciar una empresa aprovechando los ciclos favorables o el buen momento empresarial del negocio, es una salida que permite combinar crecimiento sin asumir los posibles riesgos de descapitalizarse.

3.- Evitar copias de nuestro negocio.

Aunque tendamos a pesar lo contrario, todos los negocios son “copiables” en mayor o menor medida. El éxito de un negocio atrae rápidamente a otros empresarios que desean aprovecharse del mismo. Si optamos por franquiciar nuestro negocio, estaremos brindando la oportunidad a terceros de aprovecharse de nuestro éxito de un modo controlado. Si por el contrario optamos por no franquiciar ni dar entrada a terceros en cualquier fórmula de asociación, optaran por tratar de imitar nuestro negocio, creándonos en muchas ocasiones competencia directa a través de copias o imitaciones de nuestro modelo de éxito. Aunque franquiciar no garantiza que no nos copien, ofrece una opción interesante de asociación a otros empresarios.

4.- Generar economías de escala.

La rentabilidad de cualquier negocio tiene como base la optimización de costes. La mejora del margen bruto de los negocios resulta un objetivo permanente de todos los empresarios difícil de alcanzar sin sacrificar otros valores como calidad o servicio. El crecimiento mediante franquicias permite generar rápidamente economías de escala de las que se verán beneficiados, tanto nuestros franquiciados, como nuestros propios establecimientos. Las economías de escala que se generan al franquiciar, no sólo afectan al margen bruto, sino que mejorar los ratios de nuestra cuenta de resultados en varios puntos (producto, personal, marketing y publicidad, etc).

El crecimiento mediante franquicias permite generar rápidamente economías de escala de las que se verán beneficiados, tanto nuestros franquiciados, como nuestros propios establecimientos.

5.- Rentabilizar tu inversión y esfuerzo.
Crear una franquicia implica desarrollar nuevos puntos de venta con una inversión y esfuerzo mucho menor de lo que nos costó poner en marcha nuestros propios centros. Las obligaciones financieras que pagan los franquiciados (tanto el cánon de franquicias como los royalties de franquicias), nos permiten rentabilizar nuestro esfuerzo inicial; los franquiciados se beneficiarán de no cometer los mismos errores que nosotros ya hemos cometido. Si se analiza con rigor, los posibles costes asociados a una franquicia que tiene que asumir un franquiciado son muy inferiores a los que tendría, si decidiera emprender un negocio similar de manera individual, es decir si integrarse en una red de franquicias.

6.- Potenciar tu marca.

La marca de un negocio es el activo más valioso y preciado del mismo. Sin embargo, generar valor a dicho activo, no resulta fácil sin incurrir en fuertes inversiones publicitarias. Al franquiciar una empresa, difundimos nuestro principal activo, la marca, sin límite, sin fronteras. La marca de un negocio o empresa recoge muchos valores asociados al mismo. Franquiciando nuestro negocio, potenciaremos nuestra marca, la dotaremos un valor creciente y progresivo, en poblaciones y mercados difíciles de alcanzar sin fuertes inversiones.

7.- Satisfacción personal y profesional.

Sin duda una de las cosas por las que debes franquiciar tu negocio es la satisfacción personal y reconocimiento profesional que genera. Franquiciar implica ilusión, nuevas expectativas y retos, y como no, un reconocimiento a una labor y trayectoria profesional.

Consulta Franquicias es la consultora especializada en franquicias líder del sector. Hemos apoyado a más de 300 empresarios en franquiciar su empresa y hemos sido partícipes del crecimiento de cada uno de ellos. Si estás pensando en franquiciar una empresa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 

Gonzalo Fernández Herrero
Director General
www.consultafranquicias.es
91 35182 19

 

Si quieres franquiciar tu empresa contacta con nosotros

Contacta
Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
x

¿Quieres suscribirte a nuestra newsletter?

Infórmate de las novedades y noticias del mundo de las franquicias, suscripción totalmente gratuita.