Consultores de franquicias: “zapatero a tus zapatos”

Estamos en un sector, el de las franquicias,  donde como ya he comentado con cierta ironía en algunos foros, “es  el sector donde más mentiras se cuentan por m2”: el sector del “vale todo”…

Debemos ser conscientes de que en este sector, muchos emprendedores (franquiciadores y franquiciados) ponen todos sus recursos económicos y personales,  (y en muchos casos incluso  lo que no tienen), llegando a hipotecar sus viviendas familiares, en busca de una nueva forma de vida, un enfoque profesional de futuro y un desarrollo empresarial y/o profesional.

Por este mismo motivo, cuando un empresario decide dar el paso de franquiciar su negocio, o un emprendedor decide invertir en alguna franquicia, deberían ser muy críticos y analizar en profundidad las opciones disponibles en el mercado, bien sea en la búsqueda del mejor Consultor de Franquicias, como de la mejor franquicia para invertir.

Habitualmente se recurre a  Consultores de Franquicias para que asesoren en la búsqueda, o en su caso, en la preparación y lanzamiento de su modelo de negocio mediante el sistema de franquicias, buscando una experiencia y un conocimiento del sector.

El incremento de consultoras y consultores de franquicia en los últimos años ha sido vertiginoso. Este incremento, viene propiciado por varios motivos:

  • Asesores y gestores de empresa no especializados en franquicia que han visto una posibilidad de ampliar sus líneas de ingresos mediante servicios ofreciendo servicios de consultoría de franquicias”.
  • Abogados de otras disciplinas que ven un “filón” en el sector de la franquicia por las noticias de algunas cadenas con litigios con sus franquiciados.
  • Empresas especializadas en publicidad para franquiciadores que ven en el servicio de Consultoría de Franquicias un nicho de negocio sin explorar.
  • El cierre de algunas Consultoras de Franquicias, cuyo hueco han querido aprovechar algunos de sus antiguos empleados.

En conclusión, parece que el sector de la franquicia, no logra profesionalizarse y se ha convertido en un “saco sin fondo” en el que cualquier profesional sin experiencia suficiente, con problemas de facturación o simplemente por ampliación de servicios, puede introducirse libremente para encontrar la famosa “ciudad mítica de El Dorado”.

El resultado, es que en apenas 10 años, la oferta de consultoras de franquicia ha crecido en más de un 1.000 %. Hace un par de días, un buen amigo Consultor me comunicaba el nacimiento de otra nueva consultora de franquicias de unos empleados que salían de otra reconocida Consultora de Franquicias, para convertirse en nuevos consultores de franquicias”…

Viendo este panorama en el sector, me viene a la cabeza situaciones que todos en algún momento hemos vivido. Por ejemplo cuando era universitario, y en la asignaturas de derecho había profesores que nos impartían charlas magistrales sobre cómo llevar un asunto, estrategia en el estrado, las técnicas que había que llevar a cabo,  en ese momento estudiantil, ese profesor, en concreto,  parecía un héroe hasta que un día alguien le pregunto qué cuantos asuntos había llevado; para nuestra sorpresa su respuesta fue: “ninguno, soy  solo profesor”… ¡nunca había subido a estrados! …  es decir, nos estaba aleccionando sin haber subido en su vida a uno, ni haberse puesto jamás delante de un juez… ¿qué credibilidad real tiene ese profesor? ¿Qué experiencia puede transmitir a un alumno?

La experiencia, se adquiere con muchos años de esfuerzo y dedicación. Si se pretende asesorar a un empresario sobre cómo franquiciar un negocio, la base de ese asesoramiento debería tener cinco premisas de partida:

–              Experiencia como EMPRESARIO.

–              Experiencia como FRANQUICADOR.

–              Experiencia como FRANQUICIADO.

–              Experiencia como ABOGADO DE FRANQUICIAS.

–              Experiencia como CONSULTOR DE FRANQUICIAS.

Estas premisas, tienen que tener como resultado una trayectoria profesional acreditada y demostrable con los casos de éxito en los que ha participado el Consultor de Franquicias en cada una de las áreas sobre las que pretende “asesorar”.

En mi opinión, “alguien” debería tomar cartas en el asunto, creando  algún tipo de organismo oficial o colegio profesional para el control y supervisión,  con una postura clara en defensa del sector de la Franquicia, y sin embargo no se hace nada, quizá por evitar conflictos internos o por pura estrategia comercial.

Hace ya algún tiempo, algunas Consultoras de Franquicia, entre las que éramos parte,  firmamos un código deontológico del cual no ha habido un seguimiento real. Más adelante, CONSULTA FRANQUICIAS junto otras cuatro Consultoras de Franquicia de referencia en el sector, tratamos de dar un paso adelante con la Creación del Comité de Expertos Consultores en Franquicia (CEXCOF) como medida para garantizar una calidad y profesionalidad en el trabajo de los Consultores de Franquicia. La puesta en marcha de este Comité está siendo lento ya que son muchos los intereses contrarios al mismo por los propios agentes del sector de la Franquicia, algo sorprendente cuando hablamos de la búsqueda de las garantías de profesionalidad, calidad, etc.,  para el propio sector.

La competencia entre las propias Consultoras de Franquicias y otras consultoras de franquicias se ha convertido en algo, donde el máximo perjudicado resulta ser el franquiciador o cliente: La guerra de precios, la inexperiencia ofrecida, los escasos medios de las consultoras de franquicias, las mentiras, acusaciones y descalificaciones sobre otras Consultoras (hace dos días fui personalmente objeto de una de ellas…), dan como resultado el lanzamiento al mercado de nuevos “franquiciadores” sin ninguna garantía, respaldo ni capacidad de desarrollo; y en el mejor de los casos, logrando vender alguna franquicia consiguiendo, en muchos casos, franquiciados con problemas en el futuro, como consecuencia de proyectos de franquicia inviables, o información mal elaborada o insuficiente durante la elaboración del proyecto de franquicia.

Bien es cierto que no siempre la culpa es atribuible a los consultores de franquicias, ya que son los propios clientes los que quieren creerse lo que les están contando, en un 99% influenciados por un “menor precio” ofrecido (donde lógicamente los servicios y calidad de los mismos no son comparables), convirtiéndose en partícipes de la “crónica de un fracaso anunciado” como empresario franquiciador.

Este artículo no pretende ofender a ninguno de mis colegas profesionales, todo lo contrario: es una reflexión nostálgica de un sector que ha formado y forma parte de mi vida desde hace 17 años, del cual soy defensor a ultranza y con el cual disfruto cada día que trabajo en él. Es un sector donde su punto de partida son ilusiones, nuevos proyectos personales y empresariales, crecimiento, ambición, desarrollo, alegría, reconocimiento, evolución, etc, etc, etc: siempre términos o palabras asociadas a aspectos positivos y motivadores.

Puedo asegurar, que un Consultor de Franquicias tiene la enorme suerte y privilegio de ser partícipe del crecimiento empresarial de sus Clientes y alcanzar metas y objetivos  enormemente gratificantes como profesional del sector de la mano del cliente. Sin embargo:

“ES HORA DE PROFESIONALIZAR EL SECTOR”

 

Gonzalo Fernández Herrero
Consultor de Franquicias

+34 913 518 219

www.consultafranquicias.es

Si quieres franquiciar tu empresa contacta con nosotros

Contacta
Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
x

¿Quieres suscribirte a nuestra newsletter?

Infórmate de las novedades y noticias del mundo de las franquicias, suscripción totalmente gratuita.