Pros y contras de crear franquicias de alimentacion

Crear franquicias de alimentación, una apuesta segura

La alimentación es el sector más potente en el mundo de la franquicia, y no es algo casual ni una moda pasajera. Crear franquicias de alimentación es garantía de éxito: es un negocio fuerte que capea con éxito los peores temporales económicos y las cadenas de franquicias de alimentación, concretamente los supermercados, están creciendo a tasas muy altas. Pero también tiene sus particularidades. En Consulta Franquicias te contamos sus pros y sus contras.

El número 1 en franquicias

Según el último informe de la Asociación Española de Franquiciadores, el sector de la alimentación es el más extendido en el negocio de la franquicia, tanto en número de establecimientos como de facturación. El número de establecimientos franquiciados en nuestros país en el área de la alimentación pasó de 6.642 en 2016 a 7.055 en 2017, según el análisis de la AEF, y en solo un año incrementó la facturación de 4.595,8 a 4.952,1 millones de euros.

Unas cifras muy elevadas, teniendo en cuenta a otros sectores en auge como la hostelería-fast food (2.514 establecimientos franquiciados en 2017, 2.341,1 millones de euros facturados), la hostelería-hoteles (2.271 establecimientos franquiciados en 2017 y 950,3 millones de euros de facturación) o la belleza y estética (3.616 locales franquiciados y 563,9 millones de euros de facturación).

Una necesidad básica

La alimentación es uno de los grandes motores de la economía, es uno de los sectores que más aporta al Producto Interior Bruto. ¿Por qué? Muy sencillo: porque cubre necesidades básicas y su consumo es indispensable incluso en épocas de crisis económicas. Es un negocio sólido y estable que aguanta bien bajo las peores circunstancias, y la expansión en forma de franquicia lo hace aún más rentable.

Otras ventajas de crear franquicias de alimentación

Suelen ser franquicias idóneas para trabajar en familia o de autoempleo. También ofrece una horquilla muy amplia de inversión, de manera que facilita la captación de inversores de todo tipo: desde pequeños inversores que quieren franquiciar un pequeño local, hasta grandes superficies como hipermercados.

En este sentido, los supermercados pequeños suelen tener mayor rentabilidad en poblaciones pequeñas, y sus inversiones son también más asequibles.

Una de sus claves para el éxito es la cercanía, no solo para el cliente, sino también para el producto. La tendencia más extendida en la actualidad es aumentar la oferta de productos frescos y locales con la filosofía “del huerto a tu supermercado”.

Características a tener en cuenta

No obstante, no es todo miel sobe hojuelas. En un negocio de la alimentación la rentabilidad es moderada, por su pequeño margen de beneficio; en cambio los franquiciados en el sector de la alimentación deben hacer una importe inversión de salida, desde un mínimo de unos 30.000 o 40.000 euros hasta 300.000 euros o más, dependiendo de la instalación, porque exige contar con un elevado volumen de existencias. No obstante, también hay que tener en cuenta que las centrales proveen de ayudas y de existencias en depósitos, lo que hace más fácil la inversión.

A esto se suma una competencia feroz, con varios supermercados compitiendo por una misma cuota de vecinos en una pequeña zona. Fidelizar es uno de los mayores desafíos en la actualidad, porque el comprador ya no acude a hacer la compra al mismo sitio de siempre, sino que visita hasta seis e incluso siete supermercados, dependiendo del producto que busque.

Sin embargo, el mercado ha encontrado una forma muy eficaz de superar esta competitividad: la especialización.

Una tendencia en alza: la especialización

Sin duda la mejor adaptación ante una competencia elevada y de calidad es la especialización. Cada día es más frecuente franquiciar negocios de venta de vinos, por ejemplo, o de fruta de calidad, como es el caso de Efecto fruta, dos hermanos con mucha experiencia en el sector que idearon una concepto de tienda de frutas y verduras innovadora, con un entorno cálido y agradable, y productos de calidad, con los buenos precios y la vida saludable como seña de identidad.

Sin duda los productos gourmet, artesanales, biológicos o sin alérgenos (aptos para la celiaquía, etc.) son tendencia. Las tiendas de golosinas, de congelados y de panes artesanales, por ejemplo, están teniendo elevadas tasas de expansión en estos últimos años.

Si deseas asesoramiento al respecto, en Consultas Franquicia estaremos encantados de atender y aclarar todas tus dudas y cuestiones al respecto. Contacta AQUÍ con nosotros.

Si quieres franquiciar tu empresa contacta con nosotros

Contacta
Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies