ventajas de franquiciar tu negocio

Ventajas de franquiciar mi negocio

Tras varios años escuchando a muchos empresarios que se deciden a franquiciar un negocio, me llama la atención que, para la mayoría de ellos, el principal motivo para decidir hacerlo no es ganar más dinero, que parecería la razón (capitalistamente) lógica. No, la mayoría de ellos coinciden en que lo quieren es ver crecer su negocio, pero por el mero hecho de hacerlo, de conseguirlo.

Ven su negocio como una forma rentable de ganar dinero y evolucionar, y hacer que otros empresarios y emprendedores lo hagan también, quieren que su niño se haga un hombre.

Inversión y recursos propios:

La ventaja más evidente es, desde el punto de vista del franquiciador, que va a hacer crecer su marca sin tener que destinar a ello gran cantidad de recursos propios. Montar otro negocio propio requiere de una inversión en capital económico y humano que no siempre está disponible o el empresario no está dispuesto a asumir. Si por el contrario concedemos una franquicia será este franquiciado quien tenga que invertir en la apertura.

Es cierto que el franquiciador también incurre en gastos, pero nada que ver con los que tendría que destinar si lo montara de manera independiente. Él franquiciador prestará una atención, conocimiento, apoyo en el arranque, publicidad, etc. pero será el nuevo franquiciado quien asumirá el desembolso de la reforma del local, la compra de mobiliario, adecuación del local, publicidad local, personal, etc.

Talento e implicación:

Otra ventaja de franquiciar es la de incorporar implicación a la empresa, por norma general la implicación de una persona que es parte de la empresa sea mayor que la de un empleado. No quiero decir que estén más implicados los empresarios que montan una franquicia que si contratases empleados para tu empresa, pero es cierto que, si hay una inversión previa, la rentabilidad esperada (y por ello la implicación) será más intensa.

Economías de escala:

Más ventajas de las franquicias: las economías de escala. Cualquier empresa que vende, compra o fábrica cualquier cosa podrá acceder a mejores precios si lo hace en grandes cantidades. No es un secreto, la economía se mueve por volúmenes. Si desarrollamos la red y en toda la red se comercializa con los mismos artículos, los precios de adquisición de estos bajaran. Además nos convertiríamos en “proveedor de clientes” de nuestro proveedor, haríamos que su cartera de clientes aumente sin tener que hacer ninguna acción comercial para ello. Y eso se paga.

Lo que nos lleva a otra de las ventajas de franquiciar: Nuevas líneas de ingresos:

Si somos una empresa de retail, por ejemplo, compramos producto terminado o semi terminado y lo vendemos al cliente final sumándole nuestro margen, esa es nuestra línea de ingresos, pero al crear una central franquiciadora los ingresos vendrán por más vías. Ahora, además de tener nuestro margen de venta en los locales propios somos proveedores de las franquicias y cobraremos por:

– el producto que sirvamos.
– el rappel que negociemos con el proveedor.
– el nuevo precio de compra (economías de escala), etc.

La marca:

Una razón evidente para decidir franquiciar su negocio, pero no por ello menos importante, es ver crecer nuestra marca. Una marca bien posicionada vale más, es percibida como más fuerte y transmite confianza a los interesados, tanto al cliente final (que confiara en nuestro producto o servicio), nuestros proveedores (somos una empresa en desarrollo) como a cualquier otra empresa que se quería acercar (bancos empresas proveedoras, telecomunicaciones, etc.)

Publicidad y visibilidad:

Parece lógico pensar que, cuanto más grande sea una empresa y más presencia tenga, más se nos conocerá. Pero esto es un arma de doble filo. Es cierto que al realizar nuevas aperturas (firmando nuevas franquicias) nuestra presencia será mayor y el alcance de nuestras acciones también lo será, pero también es cierto que estamos dejando el uso de nuestro nombre a un socio “desconocido”.Por lo tanto sí, es cierto que creciendo en franquicias tendremos mayor visibilidad y publicidad, pero hay que vigilar que esta publicidad sea positiva.

Información:

Si aumentamos nuestra red, tendremos más acceso al cliente final, es decir, estaremos más en contacto con nuestros consumidores, tendremos más clientes y por ello más información.

Hoy en día, en la sociedad de la información accesible, este será seguramente el valor más importante de los que hemos citado. Cuanto más grande sea nuestra empresa más contacto tendremos con nuestro entorno (clientes, proveedores, entidades financieras, locales, etc.) y eso repercute directamente en la cantidad de información que nos llega. El famoso feed back. Si conocemos a nuestros clientes podemos adaptarnos a ellos, ofrecerles más valor del que esperan y fidelizarles.

En conclusión, franquiciar un negocio tiene muchas ventajas, pero tenemos que hacerlo de la mano de profesionales que conozcan el mercado y las herramientas para hacerlo. “Franquiciar mi negocio” no significa “replicar mi negocio”, una cosa es el negocio que está funcionando y es rentable y otra diferente serán las franquicias de esa marca, y saber definir esa singularidad es trabajo de las consultoras de franquicia como Consulta Franquicias.

 

JUAN GUTIÉRREZ MORENO
Director de consultoría
Consulta Franquicias

+34 913 518 219

 

Si quieres franquiciar tu empresa contacta con nosotros

Contacta
Top

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies